lunes, 11 de octubre de 2010

Siempre que vuelves a casa...

Hay un clásico al volver a casa todos los días e intentar lavarte las manos o los dientes y es que sin querer terminas duchándote.

No se si es un problema general de Argelia, del campo 6, del bloque le Mimosa o del 5º piso, solo lo he comentado con mi ex-vecino de planta, Txema, y a él le pasaba lo mismo.

Para prueba os dejo el video de lo que ocurre al encender el agua a la vuelta a casa...


video
Te lo dedico Txema (pero este no es el premio por la visita 28080)

El video es del grifo de agua caliente, el agua fría fue todavía más espectacular, y  limpió un poco las tuberías, menos mal...

5 comentarios:

  1. Freskito, ESE GRIFO ESTÁ POSEIDO!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaj!! Pero si hasta te has asustao de nuevo!! No me extraña!!! Yo a las mañanas echaba un pis, encendía el grifo y me iba a vestirme mientras se regulaba el caudal, porque menudas montaba el grifo!!! Por no hablar del mesecito que me pasé llenando la cisterna del váter con el grifo de la ducha... Gracias por la dedicatoria!!! :D

    ResponderEliminar
  3. Como, me asusto todos los días!!!! pero también me descojono cuando solo sale aire, ffffffffffffffff!!!! eso si, la ropa siempre termina a lunares.

    ResponderEliminar
  4. ese grifo resfriado!!!!!!!!! el pobre está estornudando!!!!! no lo veis????

    jeje

    ResponderEliminar